computacion cuantica
Fujitsu
Supercomputación

Fujitsu escala con ABCI al quinto puesto en la lista mundial de superordenadores

El equipo de Japón ha entrado por primera vez en el listado con un rendimiento de 19,9 petaFLOPS.

servidor Primergy Fujitsu

La actualización de la lista Top500 de los superordenadores más potentes del mundo ha traído una buena cantidad de novedades en sus puestos más elevados. Una de ellas viene de la mano de Fujitsu. La corporación japonesa ha colocado en el puesto número 5 a su sistema ABCI, siglas de AI Bridging Cloud Infraestructure, en el que trabaja con el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Industrial Avanzada (AIST) de Japón. El equipo es el primero del país nipón en la clasificación. 

Este sistema tiene una marca de rendimiento o High Performance Linpack (HPL), la medida empleada en la clasificación, de 19,9 petaFLOPS, pudiendo llegar a picos teóricos máximos de 32,5 petaFLOPS. Cuenta con procesadores Xeon Gold de 20 núcleos y GPUs NVIDIA Tesla V100. En su configuración están los últimos servidores Primergy x86 de la marca japonesa. 

En la lista hermana de Top500 a nivel de eficiencia energética, la Green500 de junio, el ABCI se sitúa en la octava posición. Curiosamente, de los cuatro equipos que le preceden en el Top500 solo uno está por encima suya en la clasificación ecológica: el Summit, que encabeza el listado global pero que en el de eficiencia baja al quinto lugar. 

Fujitsu no se situaba entre los cinco primeros puestos de la lista desde hacía dos años. En la clasificación que Top500 revelaba en junio de 2016, el K Computer se situaba en quinto lugar. Este sistema fue reconocido en noviembre de 2011 como el primero en alcanzar un pico de rendimiento por encima de los 10 petaFLOPS, tras entrar en junio de ese mismo año directo al número 1 de este ranking. El K Computer se sitúa actualmente en el puesto 16, tras situarse en la anterior lista en el puesto número 10. Entre este y el ABCI está otro equipo de Fujitsu, el Oakforest-PACS, que baja del 9 en que se situaba en noviembre de 2017 al 12 actual. 

La compañía cuenta con varios proyectos potentes de cara a escalar posiciones en esta peculiar clasificación. El más importante, que podría hacerse esperar al menos tres años, es el del Post-K Computer, que como se puede deducir debe su nombre al anterior número 1 de Fujitsu en el Top500 y con el que la corporación japonesa espera introducirse en la computación a exascala. Este equipo se está construyendo en las mismas instalaciones que su predecesor, el centro de investigación RIKEN en Kobe. Recientemente anunciaban que están preparados para comenzar con la fase de pruebas de campo, tras completar el desarrollo del procesador base de la CPU. Se prevé que esté funcionando a pleno rendimiento en 2021; de ser así, marcaría un curioso décimo aniversario desde que se alcanzase el puesto más alto entre los superordenadores más potentes.