Fujitsu
Supercomputación

Nuevo impulso a los esfuerzos en HPC de Fujitsu

La compañía japonesa consigue el encargo para crear un sistema de supercomputación en la universidad de Hokkaido.

velocidad

La computación de alto rendimiento o HPC es uno de los ejes de la estrategia de Fujitsu desde hace ya bastantes años. La compañía cuenta con dos superordenadores en la lista Top500, que recoge los equipos de mayor rendimiento. Y no es algo puntual: si bien ahora uno de ellos está en la décima plaza del listado, en 2011 era el primero en este Top500. Algo que prueba que los recursos que la corporación destina a esta materia no son flor de un día. 

Ahora, un nuevo contrato viene a certificar estos esfuerzos, a la vez que amplía la red de superequipos que la compañía tiene a lo largo del mundo. Fujitsu se acaba de asegurar el encargo de la universidad de Hokkaido, en Japón, para la construcción de un equipo de computación a gran escala. La infraestructura tendrá una parte centrada en supercomputación y otra para cloud, y se espera que alcance un rendimiento máximo teórico de 4.0 petaflops por segundo

Aunque este desempeño está aún lejos de la AI Bridging Cloud Infraestructure, encargada a Fujitsu por Instituto Nacional de Japón de Ciencia Industrial Avanzada y Tecnología de Japón con la pretensión de convertirse en el sistema de supercomputación más rápido del país y uno de los del mundo, el proyecto de Hokkaido mejorará hasta en 20 veces el actual desempeño en procesamiento del sistema de computación interdisciplinario a gran escala de la universidad. El calendario de construcción del sistema apunta a diciembre de 2018 como la fecha de inicio de operaciones.

El sistema de supercomputación contará con cerca de 1.300 servidores x86 Fujitsu, entre los que están los PRIMERGY CX2550 de la familia M4. Para la parte de la nube, se utilizarán 64 servidores x86 instalados en la Universidad de Hokkaido y en otras siete ubicaciones remotas localizadas por todo Japón, con una estructura de nube distribuida de área extensa a nivel nacional. Esto permite su empleo en investigación relacionada con sistemas distribuidos, como por ejemplo IoT; y será usado tanto por el Centro de Iniciativa de Información de la Universidad de Hokkaido, quienes encargan su construcción, como en otras iniciativas científicas del país. 

Los esfuerzos en HPC de Fujitsu también están presentes en nuestro país, con el acuerdo de colaboración entre la corporación japonesa y el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación, que está ya definiéndose en la forma del desarrollo del ecosistema propicio para la creación de superordenadores a exascala.