Virtualización
TI
Infraestructura
Convergencia
Fujitsu

Sistemas convergentes: renovar la TI de forma sencilla y ágil

Los beneficios de este tipo de soluciones hacen que mantengan su peso entre las alternativas para modernizar la infraestructura tecnológica de una empresa.

plan renovación

En los últimos 20 años se ha vivido una importante evolución desde el punto de vista de los equipos TI. La transformación tecnológica, pareja al proceso de digitalización en otras áreas, ha ido permeando todas las industrias; lejos de ser cosa de compañías pioneras, hoy en día son extraordinarias aquellas que no han implementado alguna forma de modernización en su negocio vinculada a los entornos digitales. 

Uno de los impulsos a este proceso ha venido de la mano de las infraestructuras convergentes. Ya en el año 2010 Robert Whiteley, de Forrester Research, incluía este tipo de herramientas entre seis claves para ayudar al crecimiento de negocio, enfatizando su papel en la economía del centro de datos. A nivel organizativo, las soluciones convergentes apuestan por combinar la tecnología necesaria para servidores, almacenamiento y redes frente a los anteriores modelos, que potenciaban la división en silos de los sistemas informáticos y tecnológicos de las empresas. 

Para las empresas que todavía cuentan con infraestructura heredada, o que están empezando ahora en el camino de la digitalización, los sistemas convergentes se presentan como un canal ágil y sencillo a través del cual superar modelos antiguos de silos. Más aún, estas soluciones se pueden convertir en el medio para avanzar en la modernización sin grandes problemas. Como destacan desde Fujitsu y NetApp, que cuentan con la herramienta conjunta NFLEX, a los equipos de TI y a los responsables del negocio les puede suponer un importante reto lidiar con los cambios que conlleva esta renovación tecnológica. No solo tienen que aprender nuevas formas de trabajar, sino que este paso les puede abrir un amplio panorama de proveedores a los que gestionar; y a la hora de enfrentarse a problemas técnicos, no siempre está claro a quién reclamar o pedir ayuda. Esto se traduce en pérdida de tiempo, de dinero y de eficacia en el trabajo diario. 

En este escenario, las propuestas convergentes como la de NFLEX se articulan como un sistema rápido para transformar los recursos empresariales de almacenaje, redes y computación, con un despliegue rápido y sencillo y recursos de soporte claro. La agilidad en la implantación y en el trabajo diario ayuda a conseguir optimizar la TI y el equipo responsable en base a tres claves: simplicidad, desempeño y escalabilidad. Además, requiere de menos infraestructura, con un menor consumo energético y ahorro correspondiente. En un momento en que los avances en el terreno de sistemas integrados han llevado a diversificar la oferta a empresas de modo que es difícil prever hacia dónde se dirige, la apuesta por soluciones convergentes se entiende como un camino rápido hacia la implantación de una estrategia de cloud híbrida en todo tipo de negocios.