El momento de la nube híbrida ha llegado

Con su potencial para integrar distintos modelos y tecnologías, el sistema que combina plataformas ‘cloud’ y ‘on premise’ está ganando adeptos.

nubes

Si ya a finales del año pasado se preveía que la nube híbrida iba a ser una de las tendencias clave de 2019, ahora es el momento de confirmarlo. Este modelo está concentrando la atención de todas las partes implicadas en la gestión de la infraestructura TI como la alternativa que ofrece flexibilidad y cobertura a un amplio número de casos, facilitando la adaptación y ajustando el gasto. Las preocupaciones actuales por la protección de datos y el cumplimiento normativo y la mejora en el rendimiento y el coste que ofrecen determinados proveedores hace que muchas empresas decidan mantener determinadas cargas de trabajo en entornos locales, mientras pasan otras a la nube. 

 

Centrando la conversación

No es de extrañar, así las cosas, que la cloud híbrida se esté convirtiendo en una de las tendencias más comentadas en el sector. Así lo certifica la firma de análisis GlobalData, que en su análisis de los términos que más se repitieron durante el tercer trimestre del año entre especialistas en nube lo sitúa en primera posición, con un 48% de las menciones. Le siguen el multicloud, con un 36%; ya a más distancia figuran la nube pública, con un porcentaje de comentarios del 13%, y con apenas el 3%, la nube privada. El director de servicios de la compañía, Brad Shimmin, lo justifica por un cambio de visión de la infraestructura. “Dentro de las áreas de mercado en rápida evolución como la transformación digital, la nube ya no se ve como un punto final o destino final; es más bien solo un aspecto de un continuo de recursos más amplio que combina cargas de trabajo en la nube privadas, perimetrales y públicas en un todo transparente, optimizado y confiable”. 

Esta popularidad tiene repercusión directa en los datos del mercado. Las últimas estimaciones de Gartner sobre la nube pública hablan de que moverá 227.800 millones de dólares a cierre de 2019; para 2022, la firma estima que esta cantidad se habrá incrementado hasta los 354.600 millones. En este año, “hasta el 60% de las organizaciones utilizarán la oferta de servicios administrados en la nube de un proveedor de servicios externos, que es el doble del porcentaje de organizaciones de 2018”, explica el vicepresidente de investigación de la consultora, Sid Nag. Aquí también entraría la nube híbrida, junto con el multicloud y las capacidades nativas y servicios de aplicaciones de estas plataformas, que “comprenden un ecosistema de nube diverso que serán diferenciadores importantes para los gerentes de productos tecnológicos. La demanda de resultados de servicios estratégicos en la nube indica un cambio organizacional hacia resultados de negocios digitales”.

GlobalData confirma esta visión del auge de la nube híbrida en alianza con otras tecnologías, al detectar que, en un 76% de casos, las discusiones relacionadas con la nube híbrida están vinculadas con la inteligencia artificial; en un 54%, con el IoT. Para Shimmin, “las oportunidades comerciales únicas que rodean tecnologías como el 5G y la IA en particular están impulsando este interés en la computación híbrida, no por gastos o simplicidad, sino por necesidad”. El responsable de servicios pone ejemplos concretos. “Para casos de uso como la optimización del flujo de tráfico, por ejemplo, donde el análisis de datos predictivo sensible al tiempo es primordial, la instalación de inteligencia en el borde es realmente el único camino a seguir". Un modelo que favorece la infraestructura híbrida.

 

Valoración empresarial

El estudio de 2019 Where is Hybrid Heading?, encargado por Fujitsu a Teknowlogy Group, indaga en el estado actual de la tecnología entre 401 responsables de TI y negocio que tienen desplegado este modelo, con el resultado de que hay una aceptación mayoritaria: apenas un 6,5% de los participantes tiene planes de dejar este sistema en los próximos dos años. Sobre los objetivos que buscan al implementarla, la gran mayoría quieren ganar en flexibilidad y en la habilidad para responder rápidamente a los sucesos. La adopción de entornos en la nube es, en general, bastante reciente —un 30% de usuarios lleva menos de un año y un 37%, entre uno y dos—.

Sobre los formatos de integración que se dan, hay prácticamente igualdad entre los que mantienen mayor carga en la TI tradicional y los que lo hacen en la nube: para el 45%, la parte de infraestructura clásica es mayor, mientras que para el 44% las cargas de trabajo se han desplazado mayoritariamente a la nube. Un 11%, de hecho, se ha pasado ya de forma casi completa a este escenario. En el informe, España se configura como el país con menor carga en la nube, con dos tercios de los participantes que emplean de forma mayoritaria la TI tradicional.

Fujitsu es, precisamente, uno de los proveedores destacados del mercado, reconocido durante siete años consecutivos por Gartner como líder en su Cuadrante Mágico de Data Center Outsourcing y Servicios Gestionados de Infraestructura Híbrida. La multinacional mantiene acuerdos estratégicos con los principales proveedores de nube pública, como Microsoft, a través de los que se asegura una oferta ágil y competente con la que dar el salto a este modelo.



Whitepapers

Big data

Tecnología para detectar síntomas de COVID-19

Detectar anomalías febriles es clave para que las empresas y los organismos públicos garanticen espacios seguros y cumplan el protocolo de obligado cumplimiento en la pandemia. Existe tecnología que facilita...

Hiperconvergencia

Guía de la nube híbrida

La nube se está convirtiendo en una tecnología esencial para el trabajo en TI, gracias a las posibilidades que ofrecen tanto a nivel de gestión como en economía y potenciales integraciones con otras herramientas, como big data, machine learning o IoT. Pero no siempre es posible realizar un paso completo a las plataformas cloud. Por eso, en los últimos tiempos se está consolidando una aceptación de los modelos híbridos, que combinan parte de la infraestructura en la nube y parte, generalmente ya existente, en entornos on-premise. Este documento profundiza en el estado y potencialidades de la TI híbrida.

Hiperconvergencia

Especificaciones de Nutanix Enterprise Cloud en PRIMERGY

Simplificación en la configuración y la infraestructura, acceso a entornos multicloud, buen rendimiento y potencia y escalabilidad son algunas de las ventajas que caracterizan a la solución Nutanix Enterpris...

Hiperconvergencia

Nutanix en PRIMERGY: la guía a la hiperconvergencia

La hiperconvergencia es una de las palabras de moda en lo que a gestión de TI se refiere, pero... ¿qué es exactamente? ¿Qué implica? El documento profundiza sobre lo que define a los sistemas hiperconvergentes y analiza las posibilidades de la propuesta de software de Nutanix en servidores PRIMERGY de Fujitsu.