Ventajas para el sector retail de la adopción de entornos híbridos

Los modelos que combinan sistemas 'cloud' y 'on-premise' se perfilan como una vía para el comercio al por menor por la que introducir tecnologías avanzadas, mejorar la protección de datos o facilitar el crecimiento.

comercio

La actual evolución tecnológica tiene en el sector del comercio minorista una de sus grandes áreas de despliegue. Se calcula que a lo largo de este año se invertirán 203.600 millones de dólares en digitalización del retail, una cifra que, de confirmarse, supondrá un crecimiento del 3,6% en el volumen de gasto. 

La adopción de nuevas herramientas para optimizar los procesos y la atención al cliente se canaliza por múltiples vías. Desde la generalización del ecommerce o de las aplicaciones móviles a la personalización de la oferta y la introducción de IoT, inteligencia artificial, chatbots y asistentes virtuales como apoyos, el comercio al por menor tiene en la digitalización un potente aliado para asentar el negocio o explotar nuevas posibilidades.

En este escenario, las organizaciones de retail están encontrando en los entornos híbridos una oportunidad para actualizar de forma ágil su parte de sistemas e infraestructura. La combinación de plataformas 'cloud' públicas con sistemas en local se perfila para las compañías como una estrategia interesante para acceder a determinados beneficios del nuevo ecosistema digital. Por ejemplo, si con el ecommerce se abría una puerta a la captación de consumidores, el grado de evolución tecnológica obliga a que este canal sea rápido y seguro. Según un reciente estudio de Fujitsu, las compañías que tienen ya implantado un modelo de TI híbrida citan entre sus ventajas la mayor velocidad de entrega y los resultados de negocio más fiables, dos condiciones importantes para dar un servicio de calidad. La tendencia es a que el comercio electrónico aumente y, por tanto, se necesite de una infraestructura sólida, capaz de hacer frente a este flujo creciente de comercio online. 

La ciberseguridad es una de las grandes preocupaciones de las organizaciones de hoy en día, independientemente de su sector. Más cuando se trata de proteger los datos de usuario, con la especial sensibilidad que las últimas normativas europeas plantean en este terreno; y aquí, el retail es especialmente susceptible, dado que manejan grandes volúmenes de información sensible, como datos de pago o direcciones de envío. El reparto de las cargas de trabajo entre plataformas en la nube y entornos 'on-premise' ayuda a proteger las operaciones e informaciones críticas de negocio. 

Una de las grandes ventajas del empleo de modelos híbridos en retail es cómo facilita a las organizaciones de todo tipo la introducción de herramientas que están impactando de forma destacada en el sector, pero sin necesidad de invertir a lo grande. Por ejemplo, el empleo de soluciones en las que se combina la infraestructura física con los sistemas de Azure facilita el acceso a las aplicaciones de la plataforma de Microsoft, entre las que se encuentran servicios de inteligencia artificial, IoT, automatización de procesos o analítica de datos. Se trata de una vía rápida para el trabajo con tecnologías avanzadas, en la que las compañías pueden tantear cómo introducirlas en su negocio sin tener que ejecutar grandes proyectos. Sus posibilidades van desde la personalización de la oferta según anteriores compras del usuario al control de la cadena de distribución o la agilización de las tareas de 'back-office'.

Hoy en día, no solo las grandes corporaciones están embarcadas en la transformación digital. Los pequeños negocios están también inmersos en la adopción de las nuevas tecnologías. Para estos, las soluciones híbridas son una forma relativamente económica de modernizar sus sistemas y acceder a los beneficios del actual ecosistema digital. Estos modelos se presentan como alternativas flexibles, que se adaptan fácilmente a las necesidades de cada momento. Un planteamiento adecuado para casos como el de la pequeña tienda que acaba de empezar, el del comercio que está pensando si abrir otra sucursal o el negocio que lleva años en marcha, pero debe actualizar su parte de TI para mantenerse al día.

En un sector con actores tan variados y un grado de digitalización ya notable, la adopción de la nube híbrida se perfila como una opción confiable para que las organizaciones den el salto sin grandes trastornos.