Tendencias
computacion cuantica
Fujitsu
Tecnología

El potencial disruptivo de la computación cuántica será clave en 2019

Su aplicación en distintas industrias podría suponer grandes avances, al incrementarse la cantidad de información que los equipos pueden procesar.

cuantica

Esta misma semana, la consultora Gartner lanzaba su previsión de qué tecnologías tendrán un papel estratégico a lo largo del próximo año. Entre las diez seleccionadas se colaba la computación cuántica. Este nuevo modelo de trabajo informático no estaba presente en la predicción de la compañía para 2018, lo que da una idea de cómo han mejorado sus perspectivas a lo largo de los últimos doce meses. 

La computación cuántica conlleva una importante evolución respecto al modelo tradicional. Este se basa en el sistema binario, que asigna los valores 1 o 0. Estos dígitos binarios o bits no pueden coexistir: o es 1 o 0, o está encendido o apagado, abierto o cerrado. En la computación cuántica, la representación de la información no se hace mediante bits, sino con qubits o bits cuánticos, que tienen la propiedad de que pueden representar 1 o 0, pero también parte de 1 y parte de 0, incluso a la vez; pueden superponerse y combinarse. Esto incrementa de forma exponencial su potencial, permitiendo trabajar a un nivel de rendimiento muy superior al de las arquitecturas existentes. Problemas y operaciones que la informática clásica tardaría mucho tiempo en resolver, gracias a la computación cuántica podrían solucionarse como tareas cotidianas. Este avance tendrá un gran efecto en distintas industrias y sectores: desde las finanzas a la ciencia, el trabajo con equipos cuánticos podría permitir importantes avances en la investigación y las empresas. 

Aunque aún está lejos el momento en que se estandaricen sistemas cuánticos, que tardarán al menos cinco o diez años en desplegarse, ya empiezan a verse las aplicaciones de esta tecnología. Fujitsu, por ejemplo, está aplicando circuitos digitales de inspiración cuántica en su proyecto Digital Annealer, con base en tecnología convencional de semiconductores con configuraciones de circuito flexible. Aunque no tenga el mismo alcance que un sistema informático cuántico, la adaptación al estándar actual sirve para trabajar a mejor nivel pero sin los inconvenientes del nuevo modelo, ya que requiere menos infraestructura y se puede operar a temperatura ambiente. 

Desde Gartner la distinguen como una de las tecnologías que marcarán el próximo año, y llaman a los responsables de TI a prepararse para su llegada, informándose y buscando formas de aplicarla al mundo real. Sin embargo, la consultora también advierte del hype que se está generando en torno a la informática cuántica. Según explica uno de sus vicepresidentes, Daryl Plummer, "la computación cuántica es buena para una gama concreta de soluciones a problemas, no para toda la computación de propósito general". De ahí que las empresas deban seguir con interés esta tendencia y sus aplicaciones, tanto las actuales como las posibles.