Centro de datos
TI
Infraestructura
Convergencia

El potencial de la convergencia en el data center

La actualización de sistemas informáticos mediante soluciones convergentes puede redundar en una mayor eficiencia para todo el negocio.

estadísticas

Desde hace unas décadas, la dependencia de los negocios en la tecnología para su correcto funcionamiento, ya no para maximización de beneficios, se ha incrementado de forma constante. Esto lleva a que los sistemas técnicos e informáticos de las empresas se vuelvan más complejos, y con él, un elemento clave en toda la infraestructura TI de la empresa: el centro de datos. Además de necesitar mejores equipos y programas, para poder manejar el volumen creciente de información con la que se trabaja, es obligado que estos estén funcionando con la menor cantidad posible de periodos inactivos, reduciendo al máximo los tiempos de respuesta.

La actualización de los sistemas TI se está facilitando en el entorno actual de transformación digital, en el que se ha visto un gran desarrollo de herramientas tecnológicas destinadas a agilizar los cambios de una infraestructura heredada a un ecosistema moderno. Es en este escenario en el que la convergencia se plantea como una tendencia esencial a la hora de plantear un nuevo entorno digital.

Mediante soluciones convergentes, los encargados de TI pueden reducir la complejidad de sus sistemas, tanto en lo que se refiere a lidiar con infraestructuras obsoletas como en el manejo de nuevas herramientas digitales, que no siempre resultan fáciles de dominar. Este tipo de productos permite reducir la tradicional división en silos del centro de datos, para avanzar hacia un formato en el que almacenamiento, servidores y redes logren una mayor integración y, así, se facilite su gestión y se reduzcan los posibles problemas. 

El empleo de herramientas convergentes, como es el caso de NFLEX, de Fujitsu y NetApp, conlleva una mayor eficiencia energética y económica, ya que no requiere de tanta infraestructura y, por tanto, hay un menor gasto en energía, refrigeración y almacenamiento. Además, este tipo de soluciones están pensadas para un despliegue rápido, con el menor tiempo posible de inactividad, y se encamina a conseguir una gestión simplificada de los componentes. 

La convergencia es una de las vías por las que el data center se está actualizando. En este sentido, el mayor beneficio de las herramientas encaminadas en esta dirección no es ya modernizar la infraestructura per se, agilizar las operaciones o conseguir mejores tiempos de respuesta. Adentrarse en el proceso de transformación de la TI permite, al final, que la cantidad de recursos que tradicionalmente requería su manejo se destinen a pensar en cómo optimizar toda la parte de sistemas, con la vista puesta en una mejora del negocio. Esto es, bien empleadas, las soluciones convergentes tienen el potencial de tocar a todos los equipos y procesos de la empresa.