Qué saber antes de actualizar a Windows Server 2019

La última versión del programa de Microsoft incluye importantes novedades, que conviene conocer antes de realizar el proceso de cambio.

Windows Server

La colaboración entre Fujitsu y Microsoft se canaliza a través de distintas vías, como la combinación entre los servidores PRIMERGY y el programa Windows Server 2019. Para las organizaciones que cuenten con la anterior versión, Windows Server 2016, se puede plantear la cuestión de si es realmente necesario actualizar a esta última modalidad. Para resolver estas dudas, aquí se plantea un resumen de las principales novedades que aporta Windows Server 2019 y con qué ventajas puede contribuir a la TI. 

Windows Server 2019 es la primera versión del sistema operativo de Microsoft que admite de forma nativa Azure Stack, que facilita la ejecución de un entorno de nube similar a Azure en el propio hardware del cliente. Entre los productos incluídos en esta línea está Azure Stack HCI —que cuenta con versión optimizada para PRIMEFLEX—. 

La nueva generación facilita la actualización de las instalaciones antiguas. En la versión de escritorio de Windows lleva ya tiempo implementada la automatización de la transición al sistema operativo más reciente, con la migración conjunta de las aplicaciones. Esta opción llega por primera vez a los SO de los servidores de Microsoft con Windows Server 2019, que se basa en el código base de 2016 y mantiene por tanto la compatibilidad, pudiendo actualizar instalaciones antiguas, si no se va a cambiar el hardware, en local, con las configuraciones del equipo.

Incrementa la seguridad y mejora los parches de protección del sistema. La versión 2019 viene con cifrado de red virtual, mejoras de virtual machine protegida, protección contra amenazas avanzada de Defender y está blindado contra fallos de seguridad x86, como Meltdown o Spectre, entre otras posibilidades. Estos elementos contribuyen a blindar la infraestructura frente a posibles ataques o incidentes. 

Server 2019 incluye mejoras en el sistema de almacenamiento de datos con la integración de Storage Spaces Direct y sistemas de archivos resistentes. Aporta una nueva característica llamada Storage Migration Service, con la que migrar sistemas de almacenamiento desde Windows Server 2003 así como de una variedad de sistemas operativos, como Linux, de forma fluida. 

Las máquinas virtuales de esta compañía son ahora compatibles con la protección de Windows, que admite además Ubuntu, Red Hat y SUSE. Otra funcionalidad extra es el soporte mejorado para Kubernetes nativo, con el que implementar y escalar contenedores que son, además, hasta un 75% más pequeños.

Windows Server 2019 también incluye otras características como capacidades locales de análisis predictivo nativas sobre información del sistema, para mejorar la automatización de las operaciones y reducir gastos; administración unificada, con configuración y monitoreo de red definidos por software; memoria de clase de almacenamiento, que mejora el rendimiento de las aplicaciones; monitorización en todo el clúster; compatibilidad con redes definidas por software; y soporte de memoria persistente.

Puede consultar la versión original de este artículo aquí.



Webinars

Protección de datos

Webinar: ¿Cómo proteger sus datos?

En este webinar se ahonda en las soluciones que ofrecen Fujitsu, Veritas y Commvault para asegurar que los datos sigan estando disponibles a pesar de las contingencias que puedan darse.