Transfomación digital en biorrefinerías: el caso de Borregaard

Fujitsu y Microsoft colaboran en la implantación del sistema de TI híbrido de la planta de biorrefinado de Borregaard, en Noruega.

industria

El proceso de transformación digital se percibe como una interesante oportunidad de negocio para las empresas de distintas industrias. Aunque dependiendo del vertical se perciben distintos grados de desarrollo, en líneas generales es un proceso que permite agilizar y optimizar la gestión de la infraestructura para una mejor distribución de los recursos de la parte de TI. Esto es lo que se está poniendo a prueba en Borregaard, una biorrefinería de Noruega

La compañía, que emplea materiales sostenibles para producir productos bioquímicos, ha optado por actualizar su parte de sistemas y evolucionarla hacia un modelo híbrido. Las encargadas de hacer esta transición son Fujitsu y Microsoft, que recientemente han firmado una renovación de su acuerdo de colaboración. Estas están realizando un análisis completo de la infraestructura existente y el entorno de aplicaciones de Borregaard, para completar el proceso de transición y transformación.

El trabajo se articula en dos vertientes. Por una parte, a través del acuerdo de 'outsourcing' de tres años de Borregaard con Fujitsu, se está desplegando un entorno de nube pública hiperescala con la plataforma de Azure, a la que se trasladarán las cargas de trabajo críticas de la biorrefinería. Con este movimiento se busca ganar en flexibilidad y en ahorro de gastos administrativos y operacionales. 

La estrategia de digitalización de la empresa bioquímica no se limita a esto, sino que se combina con el trabajo de parte de los sistemas en entornos 'on-premise' para el desarrollo de un modelo de TI híbrido. Así, parte de las aplicaciones locales se distribuyen entre la sede de la empresa en Sarpsborg, cerca de Oslo, y en 20 de los centros que tiene distribuidos por 16 países alrededor del mundo. Esto posibilitará el lanzamiento de "servicios de TI de próxima generación para todos los usuarios finales con un modelo de distribución a escala global", en palabras de Lone Larsson, CIO de Borregaard.

Los servicios que proporcionan Fujitsu y Microsoft a Borregard incluyen también temas de escritorio y de soporte remoto. A través de los Global Delivery Centers de la compañía nipona se les provee de servicios de centros de datos, con la infraestructura alojada, la red y herramientas gestionadas de seguridad.