TI
Infraestructura
Convergencia
Fujitsu

Cuatro motivos para pasarse a la convergencia

Las compañías que buscan agilizar despliegue y gestión, mejorando seguridad y abriéndose a entornos híbridos tienen en las infraestructuras convergentes un importante aliado.

cuadro organización

La convergencia propone un nuevo modelo de infraestructura TI, en el que los recursos del centro de datos se integran para evitar componentes aislados, como sucedía en las arquitecturas tradicionales. Para los equipos encargados de trabajar con ellos puede parecer que incrementa el trabajo: ¿cómo combinar estos elementos sin meterse en mayores complicaciones? ¿Hasta qué punto serán capaces de manejarlos? 

El documento Converged Infrastructure. Benefits and Selection Criteria, de Information Services Group Germany GmbH, da respuesta a estos interrogantes. Según el informe, hay cuatro motivos que las empresas deben considerar a la hora de dar el paso a la adopción de sistemas convergentes.

· Las infraestructuras convergentes se plantean desde el primer momento como sistemas de fácil implantación y ejecución. El despliegue y la gestión están simplificados y son más ágiles, de tal forma que no requiera grandes cambios por la parte de la formación del personal al cargo, o de la necesidad de contratar nuevos servicios. De hecho, la combinación de los componentes en el centro de datos se traduce en una reducción de la carga de trabajo de los equipos y de los problemas operativos del desempeño de la TI.

· La seguridad se está convirtiendo en uno de los grandes problemas de la escena tecnológica actual, por lo que no es extraño que sea un elemento a tener en cuenta a la hora de actualizar la infraestructura. Según el informe, el desempeño optimizado que ofrecen los sistemas convergentes garantizan un alto grado de protección de los equipos y programas TI. Un buen rendimiento, como el que se consigue al mejorar la arquitectura tecnológica mediante la convergencia, repercute en una mejora de la eficiencia y la competitividad general del negocio. 

· La actual solvencia digital de los clientes de las empresas  obliga a estas a proporcionar un buen servicio, con unos tiempos de espera mínimos y la menor cantidad posible de paradas no programadas. Esto se dificulta cuando se tiene una arquitectura obsoleta, en la que cada componente es de un proveedor distinto. Las soluciones integradas son a menudo producto de la colaboración de varias compañías; por ejemplo, NFLEX es una propuesta conjunta de NetApp y Fujitsu. Este tipo de alianzas facilitan la existencia de un punto de soporte que da respuesta a las incidencias de cada cliente, evitando la dilatación en la solución de problemas

· El nivel de integración permite la suficiente libertad para asegurar una respuesta flexible a los distintos retos a los que la organización deba enfrentarse en el futuro. Este es un factor importante desde el punto de vista de la inversión económica, ya que garantiza que se moderniza la infraestructura, pero de forma que en el futuro no sea difícil realizar nuevos ajustes, ni supongan pérdidas importantes respecto a estos gastos.