Cloud Computing
Servidor
Fujitsu

PRIMERGY CX1430 M1, un servidor para grandes clientes

El dispositivo está especialmente diseñado para clientes que precisan de gran rendimiento, como centros de datos y proveedores cloud.

servidor

La transformación digital ha supuesto el auge de una serie de servicios, en tanto para otros ha significado un importante cambio en su modelo de trabajo. Entre las novedades, la de la tecnología en la nube, un mercado competitivo en el que varias compañías luchan por hacerse con su parte del negocio. Para los centros de datos, la digitalización se entiende como un nuevo desafío, en el que modelos como el definido por software van ganando terreno a la hora de postularse como propuestas para un mejor rendimiento. 

La infraestructura asociada a estos debe, consecuentemente, renovarse para responder a estos retos. Ahora, Fujitsu añade un nuevo modelo de servidor a su portfolio. Se trata del PRIMERGY CX1430 M1, que ha salido ya al mercado en Japón y se irá lanzando gradualmente a nivel mundial. Esta unidad se encuadra dentro de la familia de dispositivos CX, diseñada para cubrir necesidades especiales de alto rendimiento, y está pensada para el trabajo en centros de datos, proveedores de servicios cloud y otras tareas como edge computing para IoT.

El CX1430 M1 es un servidor multinodal que cuenta con pocesadores Intel Xeon D, que rebajan el consumo energético hasta en un 20% respecto a productos anteriores. También presenta un tamaño compacto, lo que permite además del ahorro energético, el ahorro de espacio, montando hasta 8 nodos en un chasis del tamaño de 2U. 

Además, este dispositivo se puede combinar con el software de gestión de operaciones ServerView Infrastructure Manager, de tal modo que se optimiza el trabajo en infraestructura a través de la administración unificada de operaciones para todo el centro de datos. Esto incluye la supervisión de toda la infraestructura, tanto servidores como almacenamiento y dispositivos en red. También se contempla la programación de actualizaciones de firmware para el equipo.

La compañía ha realizado pruebas con este modelo de servidor en la plataforma que sustenta su servicio para la nube pública K5. Según los datos de la corporación japonesa, gracias al cambio consiguieron optimizar su coste total de propiedad, reduciendo costes en cerca de un 60%.