Flash
Centro de datos
Almacenamiento
Fujitsu

ETERNUS DX8900 S4, almacenamiento a escala petabyte optimizado para flash

Fujitsu presenta la nueva solución de su portfolio, una herramienta para trabajo con grandes volúmenes de datos que facilita la transición al centro de datos all-flash.

archivo

El escenario en TI actual, que se está diseñando en base a la transformación digital, hace que surjan nuevas necesidades de la mano de los avances tecnológicos. La tendencia a una mayor conectividad y al auge del Internet de las Cosas conlleva un incremento del volumen de datos que se deben manejar. Una situación a la que contribuyen otros elementos derivados del uso de herramientas como inteligencia artificial y machine learning, realidad virtual o edge computing; o incluso los propios cambios en la infraestructura TI, con un centro de datos virtualizado. El estándar de almacenamiento se incrementa, y ya se puede hablar de trabajo en petabytes. 

Ahora, Fujitsu actualiza su catálogo para dar respuesta a estos cambios. La corporación japonesa ha presentado ETERNUS DX8900 S4, su nuevo sistema para almacenamiento de datos que incrementa la capacidad al permitir trabajar en escala petabyte. Este ayuda a las compañías a adaptarse al nuevo entorno de trabajo con cantidades mayores de datos. 

La solución facilita la transición al centro de datos all-flash, gracias a su apuesta por la automatización y al trabajo con diversos niveles de servicio. ETERNUS DX8900 S4 se puede configurar para SSD, HDD o una combinación de unidades de disco y flash, para equilibrar capacidad, velocidad de acceso a datos y coste. Es también compatible con las matrices de flash de ETERNUS AF. Se puede también adaptar a las necesidades de la compañía, ya que permite una escalabilidad modular que facilita ampliar desde dos controladores a 24. 

La última generación de esta solución mejora el rendimiento respecto a la anterior, ya que puede alcanzar un rendimiento máximo de hasta 10,000,000 IOPS. Puede albergar hasta 140 PB de capacidad flash, el doble de su predecesor. 

Este nuevo sistema de Fujitsu simplifica la infraestructura, eliminando la necesidad de adaptar los niveles de almacenamiento a las distintas cargas de trabajo, y consolida los silos separados en un solo sistema. El trabajo con tecnología all-flash permite un acceso rápido y una mejora en el consumo energético, al eliminar los discos giratorios y disminuir las necesidades que estos conllevan de refrigeración. 

En relación a la continuidad del sistema, el ETERNUS DX8900 S4 garantiza que el rendimiento de la aplicación no se vea afectado. Cuenta con funcionalidad de Calidad de servicio (QoS), con la que puede realizar la priorización automática de la CPU, la asignación de ancho de banda y la organización en niveles administrada, de tal modo que especifica los tiempos de respuesta requeridos. Estas funciones, junto con las tecnologías de reducción de datos, favorecen el uso de la solución en aplicaciones empresariales dinámicas como ERP, análisis de datos o computación de alto rendimiento. 

La solución cuenta con características de sistema de failover flexible y rentable, que garantizan la continuidad del negocio y la recuperación de desastres, también en sucursales, en situaciones de fallo de componentes o del sistema completo.