Cloud Computing
Nube
Infraestructura
Microsoft
Fujitsu

Nueva asociación global de Fujitsu y Microsoft

El acuerdo, que se completa con la línea PRIMEFLEX para Microsoft Azure Stack, se centra en la agilización en la entrega de cargas de trabajo de misión crítica en la nube de Azure.

acuerdo

La adopción de cloud es una de las tendencias digitales con mayor aceptación en las empresas. Las previsiones indican que el mercado de tecnología en la nube pública crecerá en los próximos años, a un ritmo anual que oscilará entre el 21 y el 15%. Para 2021, se espera que los ingresos derivados de los servicios cloud públicos superen los 278.300 millones de dólares. Una situación en la que tiene mucho que ver la evolución en estados de TI híbridos, en los que las empresas están dando el paso a modelos basados por completo en la nube. 

Este es el escenario en el que se enmarca el nuevo acuerdo global entre Fujitsu y Microsoft. Estos dos actores acaban de anunciar una actualización de su asociación enfocada en temas de cloud híbrida, que facilita a los clientes el paso a un modelo de TI basado en la nube de Azure desde entornos híbridos complejos. Con esta nueva colaboración, las compañías ayudan a sus usuarios a llevar las cargas de trabajo principales a estos entornos de forma segura. Se trata de acelerar la entrega de una infraestructura cloud sólida, además de simplificar el acceso al catálogo de servicios en la nube de Azure, entre el que hay modelos IaaS o PaaS y herramientas de analítica, IoT e inteligencia artificial, con la vista puesta en el aporte a la innovación y la agilidad que supone que las aplicaciones de misión crítica de próxima generación sea creadas de forma nativa en cloud. 

Dentro de este nuevo escenario se ha anunciado la actualización más reciente de la línea PRIMEFLEX de Fujitsu: el sistema integrado de PRIMEFLEX para Microsoft Azure Stack. Esta herramienta enlaza directamente con la idea central del acuerdo entre las compañías para ayudar a las empresas con TI híbrida a gestionar su infraestructura. Permite mantener ciertas cargas de trabajo críticas en entornos privados y aprovechar los beneficios de la nube pública, como una mayor agilidad, facilidades para adaptarse y escalar o el control de costes que se derivan de las opciones flexibles de licencia para modelos basados en el consumo y en la capacidad. La cloud pública garantiza, además, un flujo constante de innovación para las empresas. Los clientes con modelos multicloud pueden utilizar esta herramienta, integrando Azure con otras soluciones en la nube a través del Fujitsu Enterprise Service Catalog Manager (ESCM).

La solución se ofrece en una plataforma de servidor PRIMERGY de alto rendimiento y eficiencia energética para los entornos de clúster Microsoft Hyper-V, y también tiene un potente rendimiento de virtualización y un funcionamiento económico y de eficiencia energética. A través de la herramienta Fujitsu Software Infrastructure Manager (ISM) se simplifica la gestión de la infraestructura y se garantiza su operabilidad a prueba de fallos. La herramienta es de despliegue rápido, y cuenta con soporte estándar 24/7.