Fujitsu y Microsoft ayudan a las pymes a subirse a la nube sin perder el control

Representantes de ambas compañías desgranan en un webinar su oferta conjunta, que ayuda a las pequeñas y medianas empresas a beneficiarse de las ventajas de la nube sin perder en control sobre sus activos más críticos.

nube

Las empresas están encontrando que el crecimiento y la innovación cada vez provienen cada vez más del mundo digital. Ya no se trata de algo periférico al negocio, sino que ha adquirido una masa crítica y forma parte de la definición de los productos y servicios.

La innovación en entornos digitales se basa en la combinación de tecnologías generalmente empaquetada en una aplicación. Por ejemplo, robótica, inteligencia artificial y realidad aumentada que aplica a sectores como fabricación, medicina o agricultura. Para ello las plataformas de cloud se están convirtiendo en el motor de desarrollo por defecto. Cloud hace accesible la innovación y la tecnología más avanzada a las pequeñas empresas.

Sin embargo, muchas empresas no quieren perder control sobre sus datos críticos; quieren tenerlos en su infraestructura de TI. Además, quieren asegurar el cumplimiento regulatorio.

El dilema que ha analizado el webinar Cómo integrar cloud en la pequeña y mediana empresa manteniendo el control sobre los datos, está en que las pequeñas empresas quieren beneficiarse de todas las ventajas que aporta cloud pero manteniendo el control sobre sus datos sin renunciar a su infraestructura. En este contexto las empresas se preguntan si es posible acceder a los modelos de operación de cloud – plataformas, herramientas – dentro del data center propio; si se puede gestionar un entorno hibrido con las ventajas de cloud sin que existan fricciones y si es posible llevar a cabo esta transformación en una empresa pequeña con recursos limitados.

Fujitsu asegura encontrarse con esta realidad todos los días.

“Trabajamos con clientes y partners para colaborar en los procesos de transformación que les ayudarán a crecer, ser más competitivos en su sector e implementar nuevos modelos de relación con sus clientes”, resume José Moreno, Director de desarrollo de Negocio de Fujitsu.

Para esto, sigue, necesitan incrementar el nivel de innovación de sus compañías, y modernizar sus centros de datos para adaptarlos a las nuevas demandas de sus negocios o servicios. El cloud es fundamental; aporta muchas de las herramientas en entornos como análisis de datos, servicios cognitivos, IA, IoT o continuidad de negocio, con modelos de pago por uso.

Sin embargo, estas empresas han crecido históricamente con recursos propios, gestionando sus datos y servicios, por lo que no están dispuestos a llevar sus aplicaci

ones críticas de negocio al cloud, quieren mantener el control de sus datos, y además, quieren innovar de forma ágil, optimizando sus inversiones en TI al máximo. Las arquitecturas híbridas lo hacen posible. Bajo este modelo es posible, entre otras cosas, tener las bases de datos con información sensible on-premise y las aplicaciones que explotan esos datos en la nube.

Así, Fujitsu ofrece las tecnologías que permiten a cualquier cliente, incluidas pequeñas empresas, implementar estrategias híbridas, y poder utilizar los servicios nativos cloud y los procesos críticos de negocio con las infraestructuras adecuadas.

Desde Microsoft, explica Azucena Ruiz, Iberia Windows Server Champ, son muy conscientes de que el paso a la nube es un viaje complejo para las pymes y consideran que un enfoque híbrido, que combina entornos locales y la nube, es lo que tiene sentido para sus clientes. Además, un enfoque híbrido también permite optimizar los costes sin perder el control, una de sus principales motivaciones.

Recuerda que en 2017 anunciaron la vista previa técnica del Proyecto Honolulu, su experiencia para la gestión de Windows y Windows Server como una plataforma flexible, ligera y basada en el navegador que se implementa localmente. Uno de los objetivos con este proyecto es precisamente el de simplificar y facilitar la conexión de las implementaciones existentes de Windows Server a los servicios de Azure pudiendo integrar fácilmente servicios de Azure y aprovecharlos sin interrumpir su aplicaciones e infraestructuras, cubriendo así las principales razones consideradas en la encuesta para migrar al Cloud.

Queda clara la necesidad que todos los negocios van a incorporar cloud en su actividad pero, ¿cómo se va a producir?

Las empresas se dirigen hacia un entorno híbrido; es decir, infraestructura propia y cloud van a convivir. Sin embargo, su infraestructura va a adoptar los estándares que traer cloud. Por ejemplo, escalabilidad, simplicidad de gestión o eficiencia a través de una mayor automatización. Se trata de un nivel más profundo de integración dentro del entorno híbrido: se trata de conseguir una operativa homogénea. En otras palabras, este nivel va más allá del concepto tradicional de integración como medio de orquestar, monitorizar las cargas. Esto supone un nuevo paso en la integración de diferentes entornos. Ya no es una capa externa, sino que entra en la operación.

¿Cuál es específicamente la propuesta tecnológica que ofrecen Fujitsu y Microsoft de forma conjunta al mercado?

 

Los clientes están demandando arquitecturas de cloud híbrida sencillas y que les facilite la adopción de nuevas tecnologías nativas cloud y además on-premise. La respuesta de Fujitsu es Primeflex, que es un portfolio de sistemas integrados donde se integran tecnologías de cloud privado e hibrido basados en arquitecturas hiperconvergentes con fabricantes líderes del mercado, como Microsoft.

Fujitsu lleva al mercado estos sistemas integrados como una solución para los centros de datos de los clientes con el objetivo de implantar de forma muy sencilla sistemas completos de TI, históricamente complejos con arquitecturas de tres niveles, (computo-SAN-almacenamiento más SW), una integración multi-fabricante cuanto menos costosa de implementar y de gestionar. 

Otro objetivo que cumple Primeflex es disponer de un sistema en producción de forma muy rápida y muy eficiente. Y lo hemos hecho con los fabricantes líderes en HCI, en este caso
Microsoft. Esto es Primeflex Azure Stack HCI, construido sobre tecnología Primergy, referente en los CPDs por su alto rendimiento, por su eficiencia energética y por su alta fiabilidad, muy superior a la media. 

Por otro lado cabe destacar que las arquitecturas hiperconvergentes son las que mejor se adaptan a los nuevos modelos de aplicaciones tipo web-scale (Azure está sobre HCI), así como aplicaciones de negocio tradicionales y garantiza un alto rendimiento, una optimización de costes y fiabilidad. Los sistemas Primeflex Azure Stack HCI se basan en servidores estándar x86, con discos locales y un SW que virtualiza estos discos para ofrecer almacenamiento de alto rendimiento y alta disponibilidad a los servicios virtualizados que ejecutan los mismos servidores.

Con la tecnología HCI, que proporciona almacenamiento virtualizado de alto rendimiento y alta disponibilidad, simplificamos las arquitecturas tradicionales, conseguimos mejorar el rendimiento, y optimizamos los costes, tanto de adquisición como de operación”, asegura Azucena Ruiz.

Nos asociamos con líderes en la industria como Fujitsu para proporcionar una solución HCI asequible y a la vez extremadamente robusta con diseño validado. En Windows Server 2019 estamos construyendo en esta plataforma agregando escala, rendimiento y confiabilidad además de la capacidad de administrar las implementaciones de HCI en el proyecto Honolulu, para simplificar la administración y las actividades diarias en entornos HCI.

El diferencial de Fujitsu, indica José Moreno, es la aproximación de la tecnología HCI de Microsoft como sistema integrado. “Esto garantiza a los clientes la robustez, rendimiento y fiabilidad del sistema, así como la puesta en marcha inmediata del nuevo CPD en cuestión de pocas horas. Además, hemos desarrollados plug-in de integración del HW en las nuevas herramientas de gestión Windows Admin Center, donde tener una visión exacta del estado del HW desde una herramienta única”, declara. El objetivo de la sencillez de la operación y de la puesta en marcha está garantizado, y esto al final lleva a una disminución del coste de propiedad.

Conozca más detalles de esta propuesta conjunta en el siguiente webinar