TI
Transformación Digital
Microsoft
Fujitsu

Hiperconvergencia al alcance de todos

pyme cuentas calculadora

El tejido empresarial español está formado, mayoritariamente, por pymes: según datos de Red.es, la entidad del Gobierno centrada en la digitalización, las empresas de menos de 250 trabajadores componen el 99% de organizaciones en la economía del país. Aunque su importancia es capital, su aportación se puede ver mejorada. Los factores que pueden impactar negativamente en la situación financiera del país podrían mitigarse con la aplicación de nuevos modelos que incentiven la productividad, y aquí tiene un papel decisivo la transformación digital.

Un informe de 2017 de la Fundación COTEC para la innovación establece que el impacto positivo de la digitalización en el grueso de la economía española podría traducirse en entre 150.000 y 225.000 millones hasta 2025. En términos de PIB, sería una mejora de entre 1,3 y 1,8% anual. Sin embargo, el proceso de introducción de las nuevas tecnologías todavía está lejos del pleno despliegue, al menos entre las pymes; y teniendo en cuenta su peso en el total del tejido productivo del país, que no se haya implantado plenamente tiene efectos para toda la economía. En el Informe Bankia Índicex 2017 califican el grado de digitalización de las pymes españolas con un 5,1 en 2017, mejorando en una décima el dato de 2016. El estudio distingue entre compañías competitivas, en las que la transformación tecnológica está implantada y, por tanto, puntúa por encima de 6,6; mejorables, entre 3,4 y 6,5 puntos, cuando empiezan a notar los beneficios de la digitalización; y no competitivas, las que aún están en una fase inicial o no han comenzado a desplegar iniciativas. Según estos parámetros, el grueso de las pymes españolas, un 78,6%, están en situación mejorable, mientras que un 10,4% aún no son competitivas.

Sí que se percibe una cierta mejora. Por ejemplo, en el estudio de Bankia, el porcentaje de pymes no competitivas se ha reducido medio punto respecto al año anterior. El Informe ePyme 2017 del ONTSI, el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, detecta mejoras en el empleo de determinados elementos tecnológicos característicos de la evolución digital, como es la adopción de plataformas en la nube. En 2017, el 24,6% de pymes y grandes empresas y el 7,4% de microempresas analizadas compraron soluciones TIC de cloud computing. Los porcentajes mejoran en 5,3 y 0,2 puntos porcentuales respectivamente los datos del año anterior. Además, algunos sectores están mejorando en la adopción de herramientas como el ‘big data’, como el de la información y las comunicaciones o transporte y almacenamiento. En el primero,  algo más de la cuarta parte de pymes y grandes empresas y un 8,2% de microempresas emplea este tipo de soluciones, un incremento de 7,4 y 0,6 puntos porcentuales respecto al año anterior. En almacenamiento y transporte, la adopción se ha mejorado en alrededor de 3 puntos porcentuales, hasta el 17,6% y el 6,6%.

Un reciente estudio de Fujitsu destaca la importancia de la tecnología en las organizaciones, desde el punto de vista interno. A nivel mundial, alrededor del 80% de los encuestados la describen como vital para la innovación, un elemento de mejora de productos y servicios y de la forma en que la plantilla trabaja; y una vía para añadir valor. En España, en concreto, el informe refleja que un tercio de los encuestados cree en la importancia de la innovación para definir el éxito de la empresa. Un 85% de compañías españolas esperan, de hecho, realizar cambios en su estrategia de negocio.

Aunque hay muchos elementos incluidos en la transformación digital para conseguir evolucionar en esta estrategia, la actualización de las infraestructuras es clave. Entre las tendencias con mayor crecimiento para conseguir agilizar el desempeño de los sistemas están las soluciones hiperconvergentes, que combinan los recursos de informática y almacenamiento a través de software de gestión unificado. Este tipo de herramientas están experimentando un buen momento de forma: la consultora Gartner predice que el mercado de sistemas hiperconvergentes integrados crecerá un 55% en 2018, sumando 4.376 millones de dólares; y para 2019 seguirá en la misma línea, pasando a mover 6.346 millones.

Este tipo de herramientas tienen distintas ventajas, a la hora de facilitar la transición al nuevo ecosistema digital. Son mas ágiles en el despliegue, simplifican la gestión y mejoran el rendimiento, contribuyendo también al ahorro económico al reducir la dependencia de infraestructura física. Lejos de ser una solución para grandes corporaciones, los sistemas hiperconvergentes están disponibles para empresas de todos los tamaños, también para pymes. Por ejemplo, la infraestructura bundle de Fujitsu de 2-nodos Microsoft HCI está especialmente diseñado para cubrir las necesidades de empresas de tamaño pequeño y medio, sucursales, oficinas remotas y entornos informáticos medios, ya que plantea la actualización de la TI desde el punto de vista de la hiperconvergencia, pero atendiendo a organizaciones con limitaciones de presupuesto, de personal y recursos e incluso de espacio físico.

La transformación digital en España entre las pymes tiene todavía que madurar. El mercado de soluciones aporta una serie de soluciones con las que facilitar la evolución de la TI, allanando el camino para poder introducir la innovación en la organización a través de distintas vías.