La línea PRIMERGY se actualiza para el 5G

Fujitsu lanza en Japón el modelo RX2530 M4p, optimizado para las comunicaciones en la quinta generación de red.

Fujitsu PRIMERGY RX2530 M4

El inicio del despliegue comercial del 5G —que se encendía a principios de abril en Corea del Sur y Estados Unidos— y un proceso de expansión que se prevé que sea más rápido que el del LTE está acelerando los planes de las firmas tecnológicas para adaptarse al nuevo estándar y procesar el incremento de tráfico y la mayor velocidad que se prevé. 

Para dar respuesta a estos nuevos retos, Fujitsu se prepara para la nueva generación de red con el PRIMERGY RX2530 M4p, el nuevo modelo de servidor al que se ha dotado de un switch virtual de alta velocidad optimizado para comunicaciones 5G. Esta unidad cuenta con un procesador Intel Xeon Gold 6138P con FPGA integrado de serie y el conmutador virtual que se encarga de realizar el procesamiento de paquetes en una red virtual. 

Según explican desde Fujitsu, este FPGA tiene, a su vez, circuitos lógicos diseñados por la compañía, que son los que funcionan como conmutador virtual de alta velocidad. Además, el servidor está preparado para soportar el desarrollo de una red de alta velocidad en un entorno virtual con la tecnología de conversión de interfaz de la multinacional nipona. Como añadido, se aumenta la cantidad de puertos de conmutadores virtuales mediante el uso de múltiples FPGA en el mismo servidor.

El nuevo modelo presenta tres características básicas. Por un lado, facilita la baja latencia en el procesamiento de paquetes en un entorno virtual. Al descargar el procesamiento de transmisión de paquetes del switch virtual a un FPGA integrado con la CPU, el PRIMERGY RX2530 M4p puede procesar paquetes de 64 bytes, como datos de voz y sensores, a una velocidad de 100 millones de paquetes por segundo. Así se consigue multiplicar por 4,5 las velocidades convencionales y se facilita que las conexiones 5G se desarrollen con latencia extremadamente baja.

En segundo lugar, destaca la simplificación de la conversión de las redes virtuales existentes en redes de alta velocidad. Gracias a que el servidor incluye un software que ejecuta el FPGA como un conmutador virtual, es fácil convertir los entornos de red virtual existentes de los clientes en redes de alta velocidad utilizando su configuración actual. Por último, al combinarse con una FPGA, los núcleos de CPU liberados se pueden emplear en el procesamiento de otras aplicaciones, como el firewall o el equilibrio de carga, de modo que se consigue una asignación efectiva de recursos.

Este servidor está disponible en Japón desde mediados de diciembre, y la compañía está abierta a consultas sobre su disponibilidad en otras regiones. Desde Fujitsu prevén aprovechar esta y otras tecnologías en el futuro para "respaldar un ecosistema de nuevos servicios en la era 5G y contribuir a la transformación digital" de sus clientes.