Tendencias en cloud para 2019: los grandes proveedores apuntan a servicios híbridos

El trabajo con parte de las cargas en la nube pública y parte en entornos 'on-premise' se está configurando como la opción con mayor desarrollo a nivel de gestión de TI empresarial.

nube

La adopción de modelos de nube híbrida es una de las principales corrientes dentro de la gestión de la infraestructura TI. En 2018, el reparto de los sistemas y las cargas de trabajo entre plataformas de cloud pública y entornos 'on-premise' se ha ido consolidando como la opción favorita para un porcentaje importante de organizaciones en su paso a los nuevos sistemas digitales. Por ejemplo, en Norte América son ya el 60% del total de organizaciones las que han movido parte de sus cargas de trabajo a la nube pública, según datos de la compañía Forrester: un porcentaje cinco veces superior al de empresas que empleaban estas plataformas hace cinco años. 

La nube, explican desde la consultora, es uno de los cimientos en los que se fundamentará la transformación digital a nivel empresarial, tanto la pública como la privada. En esta línea, apuntan a un incremento en la adopción de nubes privadas, de la mano de la creación de servicios 'on-premise' que manejar en sus propios centros de datos. Esta tendencia se potenciará en el próximo año, indican, a través de tres vías: se crearán nubes privadas sobre la infraestructura que ya tienen; sobre plataformas de código abierto más baratas; o construirán y ejecutarán nubes privadas a través de tercero. "Elijan lo que elijan", explica Dave Bartoletti, vicepresidente y analista principal en Forrester, "las empresas abrirán los ojos sobre las nubes 'on-premise' e híbridas". 

Desde Ovum también apuntan a la cloud híbrida como una de las tendencias para 2019 en relación al centro de datos. Esta opción, indican, es el enfoque más práctico para las organizaciones que desean evolucionar su infraestructura a un modelo "as-a-service". Según la consultora, las tecnologías nativas en la nube son las que están liderando la portabilidad de las cargas de trabajo, lo que posibilita que, para muchas empresas que hasta ahora no lo habían considerado, el modelo 'on-premise' sea una opción viable. 

GlobalData confirma la idea de que los proveedores de servicios cloud a gran escala están trabajando en esta dirección, apuntando a la gestión conjunta de entornos públicos con las cargas de trabajo empresariales 'on-premise' como uno de sus principales objetivos para el año que viene. Esto se traducirá en una mayor competencia en el mercado de soluciones híbridas en los próximos doce meses. Según el analista de la compañía, Chris Drake, “en 2019, las empresas y otras organizaciones harán un uso cada vez mayor de los entornos de nube híbrida para admitir una amplia gama de requisitos de TI y aplicaciones. Los principales proveedores de nube", explica, "están respondiendo a la creciente demanda de soluciones de nube híbrida con versiones de su tecnología de nube pública diseñadas para implementarse de forma privada, dentro de los centros de datos de los clientes". Entre otros ejemplos, cita el caso de Microsoft, que “está cubriendo su apuesta de nube híbrida en su oferta de Azure Stack, que se entrega con una opción de hardware local y utiliza las mismas herramientas de desarrollo y administración para brindar coherencia en las implementaciones privadas de Azure Stack y la nube pública de Azure". 

Precisamente esta compañía firmaba con Fujitsu un acuerdo el pasado mes de noviembre que es buena muestra de cómo responden los principales actores a esta tendencia en el mercado. La actualización de la colaboración entre las corporaciones se centra en facilitar la entrega de cargas de trabajo de misión crítica en la nube de Azure; esto no solo simplifica la creación del modelo de TI híbrida para las compañías, sino también le da acceso a herramientas presentes en la cloud de Azure que serían más difícilmente accesibles para ellas de no estar integradas, como recursos de inteligencia artificial o analítica. La línea PRIMEFLEX para Microsoft Azure Stack, anunciada en el marco de este acuerdo, es un ejemplo de cómo dos actores principales se alían para acercar la nube híbrida a las organizaciones de todos los tamaños: les facilita el trabajo de ciertas cargas críticas en entornos privados y les aporta los beneficios de la plataforma pública. 

Que las empresas avanzan en la dirección del entorno híbrido parece fuera de cuestión, y así se percibe desde el propio mercado. En palabras del director de desarrollo de negocio de Fujitsu, José Moreno, “van a tener una estrategia real de cloud híbrida”; la única duda será cuál va a ser, explica, "el balance entre lo que se tiene en la cloud privada y lo que hay en la cloud pública”.