El sector financiero apunta a la adopción de nube pública

La adopción de enfoques cloud nativos y de entornos multicloud, el 'open banking' y el 'blockchain' están definiendo la aplicación de tecnología en las finanzas.

nube

La nube pública está ganando peso como la opción mayoritaria por los departamentos de sistemas a la hora de aligerar la carga de infraestructuras TI. Esta es una tendenia que se viene consagrando en los últimos tiempos y que en 2019 cobrará especial fuerza dentro del sector financiero. Así lo apunta la corporación japonesa Fujitsu, que prevé que este desarrollo se verá favorecido por la resolución de los obstáculos en las prácticas de cumplimiento y responsabilidad en la nube interna. 

En este escenario, proveedores cloud como Microsoft irán de la mano de compañías como la propia Fujitsu para facilitar a las instituciones las soluciones necesarias para un despliegue ágil en la nube pública. Se potenciarán los modelos PaaS e IaaS, elementos clave para el desarrollo de aplicaciones nativas en la nube. Uniendo esto al empleo de técnicas ágiles de desarrollo de software, se facilitará el paso a un modelo de implantación acelerada, con cargas multicloud, con el que se contribuirá a un nuevo enfoque bancario, con menor dependencia de los sistemas heredados y un planteamiento modular. 

El actual entorno de transformación digital está ayudando a favorecer la actualización de las infraestructuras, pero también tiene un efecto en los clientes. Los usuarios buscan una experiencia más fluida, acostumbrados a la adopción de herramientas digitales; y esto tendrá el efecto de que se comenzará a popularizar la banca abierta. Este será un proceso con dos caras, ya que aunque supone nuevas oportunidades para algunas entidades, a las más tradicionales les supondrá problemas, al menos en fases iniciales. 

La adopción de un modelo abierto impactará también en los seguros, con un nuevo enfoque en el que algunos brokers compartirán información con productos y servicios en otros ecosistemas. Este sector está avanzando en la adopción de herramientas digitales, como las basadas en IoT, con la exploración de casos de uso rentable en la reducción del riesgo. 

Otra de las tecnologías que se espera que gane en peso en los próximos meses es el 'blockchain', que tiene en las finanzas su sector nativo y que podría empezar a mostrar signos de madurez. Mientras, se continuarán explorando distintas pruebas de concepto y proyectos. 

Por último, la falta de talento especializado está perfilándose como un importante obstáculo para el desarrollo tecnológico en el sector de las finanzas. Hasta que se replantee la política de contratación, se experimentará una ralentización en la adopción de nuevas herramientas digitales.